Tags: ETF | Renta Fija |

El ajuste gradual de la Fed mantendrá la demanda por la deuda emergente


TRIBUNA de Morgane Delledonne, estratega de renta fija, ETF Securities. Comentario patrocinado por ETF Securities.

La cautela de la Fed en aumentar los tipos de interés ha llevado a los inversores a seguir buscando rendimiento desde el comienzo del año. Un probable repunte en la actividad económica y el empleo de Estados Unidos hacia fin de año, debería respaldar el valor del dólar y revertir la debilidad constatada a principios de año. Sin embargo, las condiciones monetarias de EE.UU permanecen acomodaticias desde un punto de vista histórico. Esto ha estado impidiendo que el billete verde se aprecie fuertemente. Esperamos un aumento adicional de 25 puntos básicos en los tipos de referencia de la Fed para 2017, seguido por el anuncio –probablemente en diciembre- de la normalización del balance.

Además, la continua inestabilidad política en la administración Trump atenta contra las perspectivas económicas de EE.UU y deja al dólar en una posición más vulnerable aún. Los riesgos geopolíticos han aumentado con las tensiones entre EE.UU y Corea del Norte a causa de las amenazas nucleares. En general, los mercados de deuda emergentes (ME) han sido resistentes durante los recientes episodios de aversión al riesgo, como el de la promesa de Trump de hacer frente a las amenazas de Corea del Norte "con fuego y furia". Creemos que la escalada de las tensiones entre las dos fuerzas nucleares podría generar una nueva demanda de activos refugio que podrían afectar temporalmente a los valores de la deuda y de las divisas emergentes.

Deuda emergente: el 2° mejor rendimiento ajustado por riesgo

En general, creemos que los bonos de los mercados emergentes siguen siendo atractivos para la diversificación de las inversiones y la obtención de mayores rendimientos. A agosto de 2017, el diferencial de rendimiento entre los bonos de los mercados emergentes y los bonos del Tesoro de Estados Unidos, acumula una reducción anual de 1.2 puntos básicos, situándose en 2.3% y siendo ligeramente inferior al diferencial del US High Yield (3.1%). Por el contrario, los rendimientos de los mercados de dinero de EE.UU se ubican alrededor del 1% y el diferencial de rendimientos entre los bonos corporativos de EE.UU con grado de inversor y los bonos del Tesoro estadounidenses, es de 0.2%.

Captura_de_pantalla_2017-09-18_a_las_12

Los bonos emergentes ofrecen el segundo mejor valor ajustado por riesgo después de los títulos crediticios US HY, registrando en general una volatilidad menor.

 

Captura_de_pantalla_2017-09-18_a_las_12

Las regiones atractivas: Asia, Latinoamérica y Turquía

La mejora de los fundamentos de los ME, la estabilización de las perspectivas de las materias primas, la subida de la demanda mundial y el aumento de la competitividad, deberían hacer que los activos emergentes resistan durante la normalización de la política monetaria que se llevará a cabo en los países desarrollados. Esperamos que el Renmimbi chino se valorice gradualmente frente a otras divisas asiáticas junto con la apreciación gradual del dólar, lo que mejoraría en general la competitividad de otros países asiáticos. Es probable que la Europa emergente sea resistente al contexto cambiante en los EE.UU, beneficiándose de la política monetaria acomodaticia del BCE y de una recuperación de la demanda de Europa. Latinoamérica y los grandes exportadores de materias primas continúan subvalorados y deberían beneficiarse de una perspectiva estable de las materias primas y del aumento del comercio mundial. A nuestro juicio, Turquía, México, India, Indonesia, Rusia y Sudáfrica ofrecen los mejores rendimientos ajustados por riesgo dentro del complejo de los mercados emergentes.

Captura_de_pantalla_2017-09-18_a_las_12

El diferencial de rendimiento medio de los bonos en moneda local y el rendimiento de los bonos del Tesoro de EE.UU para los países mencionados, es del 5%. Estos países también tienen una perspectiva de riesgo país relativamente estable según la puntuación de riesgo crediticio de Bloomberg. Esta evaluación de riesgo país proporciona perfiles de riesgo integrales para los países emergentes seleccionados e incluye puntuaciones en los sectores financieros, económicos y políticos. El mapa que se presenta a continuación muestra los países emergentes con la puntuación más alta en verde (menor riesgo) y los países con la puntuación más baja en rojo (mayor riesgo).

Captura_de_pantalla_2017-09-18_a_las_12

Divisas emergentes vs divisas de referencia

Los retornos de los títulos de deuda emergente denominados en divisa local y los denominados en las divisas de referencia, están generalmente correlacionados, pues comparten los mismos factores globales. Sin embargo, algunos factores locales difieren. En particular, el cambio en la calidad del crédito soberano, como las rebajas de la calificación crediticia. Estas últimas afectan en mayor medida a la deuda denominada en moneda extranjera en comparación con la deuda local, debido a la capacidad de un país de pagar la deuda con un riesgo cambiario. En general, los factores fiscales y globales tienen un mayor impacto en la deuda denominada en divisas de referencia (o moneda extranjera), mientras que la política monetaria interna y la inflación, tienen un mayor impacto en la deuda local.

El indicador del sentimiento de los inversores Sentix para la deuda emergente ha sido positivo desde enero. La debilidad del dólar, el diferencial de los tipos de interés entre los ME y los mercados desarrollados (MD) y un mayor impulso del crecimiento en China, han atraído capitales hacia los ME. Las monedas emergentes se han apreciado un 7.5% en lo que va de año, de acuerdo con el índice de divisas emergentes de JP Morgan. Como resultado, desde el comienzo del año el desempeño de los bonos soberanos denominados en divisa local ha superado al de los bonos denominados en moneda extranjera, al registrar retornos del 10% y 6%, respectivamente.

Captura_de_pantalla_2017-09-18_a_las_12

En nuestra opinión, los inversores de deuda emergente denominada en moneda local deberían beneficiarse de un dólar relativamente estable hacia fin de año. A partir de 2018, esperamos que el billete verde se aprecie a medida que se fortalece la economía estadounidense y aumentan los tipos de interés, en particular después de que la Fed comience a reducir su balance –esperamos que lo haga principios del próximo año-. Aconsejaríamos a los inversores vigilar de cerca el riesgo de tipo de cambio y esperamos que durante 2018, algunos consideren un cambio gradual de exposición de la deuda emergente denominada en divisa local, a la deuda emergente denominada en moneda extranjera.

Captura_de_pantalla_2017-09-18_a_las_12

Creemos que el endurecimiento gradual de la política monetaria de la Fed no resultará en un escenario en el que los inversores retiren masivamente sus capitales de la deuda emergente. Es probable que la deuda emergente continúe proporcionando un rendimiento extra decente sobre la deuda de los países desarrollados, ya que las políticas monetarias de los grandes bancos centrales siguen siendo expansivas desde una perspectiva histórica.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos