Cambios en el Quality Inversión Conservadora: los fondos que han entrado y salido de la cartera


Con 6.500 millones de euros, el Quality Inversión Conservadora es el fondo perfilado con más patrimonio en España. Gestionado por Laura de Frutos en BBVA Asset Management, se trata de una estrategia que incorpora en su cartera productos gestionados por firmas extranjeras. A cierre del primer semestre del año, los fondos que más peso tenían eran dos productos de renta fija a corto plazo –uno de BlackRock y otro de AXA Investment Managers- y un ETF de renta variable americana de Vanguard. En el caso de los primeros se trata del BGF Euro Short Duration Bond y del AXA WF Euro Credit Short Duration, con un peso en la cartera a cierre de junio del 3,6% y del 2,9%, respectivamente, según datos de Morningstar Direct. En lo que respecta al ETF, el producto es el Vanguard S&P 500 ETF, con una ponderación del 3,3%. Este posicionamiento revela cambios importantes en la estrategia seguida por el equipo de BBVA AM en la primera mitad del año.

A cierre de 2016 los productos a los que el Quality Inversión Conservadora tenían una mayor exposición correspondían a tres fondos monetarios, uno de J.P.Morgan AM (el JPM Managed Reserves, con un 4,9%) y dos de Amundi (el Amundi 12 Months y el Amundi 6 Months, con un peso del 3,7%, respectivamente). Ahora, estas estrategias han desaparecido de la cartera del fondo perfilado, siendo sustituidas por productos de renta fija de corta duración como el BGF Euro Short Duration, el Morgan Stanley INVF Short Maturity Euro Bond (2,06%), el Deutsche Invest I Euro Bonds (Short), con una ponderación del 2,05% o el SG Oblig Corporate 1-3 (0,66%), fondos todos ellos que este año han entrado en la cartera del Quality Inversión Conservadora, así como el ya mencionado AXA WF Euro Credit Short Duration, cuyo peso en el primer semestre del año ha aumentado ligeramente (del 2,78% al 2,96%).

Fondos de gestión activa que han entrado en la cartera…

Sin embargo, éstas no han sido las únicas incorporaciones de fondos introducidas por los responsables del Quality Inversión Conservadora en la cartera del fondo perfilado en la primera mitad del año. Dentro de las estrategias de gestión activa, además de los fondos de renta fija de corta duración ya mencionados, entraron otras cuatro estrategias. Las que irrumpieron con más fuerza fueron un fondo de deuda de alto rendimiento de UBP, el UBAM Global High Yield Solution (1,27%), y un fondo de retorno absoluto de Old Mutual Global Investors cogestionado por el español Amadeo Alentorn, el Old Mutual Global Equity Absolute Return, con una ponderación en cartera del 1,16%. También entraron en la cartera del fondo con un peso significativo el M&G Global Floating Rate High Yield (0,71%) y el Candriam Bonds Credit Opportunities (0,41%).

… y fondos de gestión activa que han desaparecido de ella

En el capítulo de salidas, además de los fondos monetarios a los que ya hemos hecho referencia, los responsables del Quality Inversión Conservadora excluyeron en la primera mitad del año ocho productos de la cartera. Cinco de ellos tenían a cierre de 2016 un peso superior al 1%. Las salidas más significativas correspondieron a productos de renta fija corporativa europea como el Morgan Stanley INVF Euro Corporate Bond (1,35%), el Henderson Horizon Euro Corporate Bond (1,18%), el Vontobel Euro Corporate Bond Mid Yield (1,18%) o el M&G European Corporate Bond Euro (1,08%). También fueron excluidos de la cartera productos con un peso en cartera inferior al 1%, como un fondo de gestión alternativa de J.P.Morgan AM, el JPM Global Macro Opportunities, una estrategia de high yield de Fidelity (el Fidelity European High Yield) y el EdR Signatures Financial Bonds de Edmond de Rothschild AM.

También resulta interesante analizar los movimientos realizados en lo que respecta a las posiciones ya existentes en cartera, al haberse producido cambios que evidencian una mayor convicción en determinados segmentos de mercado y estrategias, como por ejemplo en el universo de deuda high yield de corta duración, con el mayor peso que ahora tienen el AXA IM FIIS US Short Duration High Yield (ha pasado en seis meses del 0,2% al 1,5%) o el AllianceBernstein SICAV I Short Duration High Yield, cuyo peso aumentó del 0,3% al 1,1%. También resulta significativa la mayor apuesta de los gestores del Quality Inversión Conservadora por estrategias que invierten en deuda emergente en divisa local, como evidencia el incremento de peso del Pictet-Emerging Local Currency Debt (1,6%), del GAM Multibond Local Emerging Bond (1,5%) y del BNY Mellon Emerging Debt Local Currency (0,7%), cuyo peso en cartera se duplica en los tres casos.

Cambios importantes en el posicionamiento en estrategias de gestión pasiva

En lo que respecta al posicionamiento del Quality Inversión Conservadora en estrategias de gestión pasiva, en el primer semestre del año se han producido cambios muy relevantes. Lo más significativo es que los responsables del fondo perfilado de BBVA AM han reducido el peso de los ETF en el primer semestre del año de manera muy significativa. Concretamente, lo han recortado en casi siete puntos, al pasar del 19,2% al 12,8%. Las entidades internacionales que se han visto más afectadas por este menor interés de los responsables del fondo perfilado por los ETF han sido iShares y Lyxor. El peso de los productos de Lyxor en el Quality Inversión Conservadora se ha reducido a más de la mitad, al pasar del 10,9% al 5,1%, mientras que la de los ETF de Lyxor ha pasado del 4,7% a apenas el 1,6% en el primer semestre del año.

Asimismo, esta reducción de la inversión en los ETF de iShares y Lyxor ha venido acompañada de una reducción en el número de fondos cotizados en los que invierte el fondo perfilado. En el caso de iShares, su número baja de siete a cinco, mientras que en Lyxor desciende de cinco a tres. Esta tendencia no ha afectado a Vanguard ni a Deutsche AM, cuyos ETF ganan peso en la cartera del fondo de BBVA AM en el primer semestre, sobre todo en el caso de los productos de la firma americana, cuya ponderación prácticamente se duplica, al pasar del 2,7% al 5% debido fundamentalmente a la incorporación del Vanguard US Investment Grade Credit Index (1,7%). En lo que respecta a los ETF de Deutsche AM, su peso también aumenta, aunque de manera muy ligera, pasando del 0,8% al 1,1% por la incorporación del DBXT MSCI Japan ETF (0,5%).

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos